Locke y la presura

 

La propiedad de Locke con respecto al derecho natural es obvio que hay que dejar al margen la idea de Dios para concentrarse si pertenece a la persona desde su nacimiento o hay que hacerse merecedor de esa propiedad por sus acciones. El derecho natural significa que la persona es dueña de su cuerpo y por tanto de sus acciones que las transformará en propiedad desde el nacimiento. Otra cosa es que las familias se hagan cargo de su educación asunto del que habla también Locke en el Second Treatise. Ahora bien, Locke reconoce que existe una naturaleza común en cuanto cada individuo participa de ella por la razón y por la tierra. Con ello explica que las personas tienen derecho sobre sí mismo gracias a esa razón común de cada yo. Por ello el yo que aprehende la tierra es individual y común a la vez en cuanto limita y comparte la tierra y su posesión. Esta idea de propiedad de la tierra donde incluso Locke recurre a la situación de la presura en España para explicarla, aparece citada en el Second Treatise. Dice Locke “I have heard it affirmed, that in Spain itself a man may be permitted to plough, sow and reap, without being disturbed, upon land he has no other title to, but only his making use of it. But, on the contrary, the inhabitants think themselves beholden to him, who, by his industry on neglected, and consequently waste land, has increased the stock of corn, which they wanted”[1]. La referencia a la presura está muy clara cuando explica que ese concepto de propiedad donde no importa la cerca sino más bien el producto era algo habitual en las tierras de España. Si la propiedad para Locke empezaba en uno mismo y en las acciones de transformación de la materia para conseguir un derecho de propiedad, el hecho de que se fije en el concepto de la propiedad de la presura se vislumbra que su propio pensamiento está basado en buena parte de esta figura jurídica. Además, Locke explica que el mero cultivo de la tierra yerma era admirado por los vecinos y habitantes de la tierra cultivada en presura, debido al hecho de que se aumentaba el grano de trigo y por tanto el producto ofrecido para los demás. Es decir, la propiedad no solo consistía en las acciones propias que se tomaba el presurista para transformar la tierra sino que era tomada en consideración por los demás como propiedad de uno y beneficio de todos en cuanto se aumentaban las expectativas de participar de los excedentes dentro del mercado.

 

Ahora bien, Locke explica que la tierra mientras existía un excedente de ella se pensaba de forma que la propiedad era el trabajo de cada cual y no la tierra misma que era de naturaleza común. A pesar de que la tierra empezó a ser cercada o a colocar términos (origen del concepto) Locke seguía manteniendo que el trabajo es el que pone el valor de la tierra. Así dice Locke “Nor is it so strange, as perhaps before consideration it may appear, that the property of labour should be able to over-balance the community of land: for it is labour indeed that puts the difference of value on every thing”[2]. Por ello casi todo el trabajo que surge de la tierra es producto de la acción del hombre y por tanto de su propiedad e insiste que la tierra no tendría ningún valor si no fuera por el trabajo del hombre, “From all which it is evident, that though the things of nature are given in common, yet man, by being master of himself, and proprietor of his own person, and the actions or labour of it, had still in himself the great foundation of property ; and that, which made up the great part of what he applied to the support or comfort of his being, when invention and arts had improved the conveniencies of life, was perfectly his own, and did not belong in common to others”[3]. Es el trabajo es decir la actividad de la persona propietaria de su propio cuerpo y destino el que transfiere el valor a la cosa que surge de la materia en este caso de la tierra, e incluso de la industria dice Locke. El pan el vino y los artículos convertidos tienen mayor valor que lo recogido del suelo ya que se le ha transformado por el trabajo del hombre propietario de sí mismo.

 

Otra idea sobre la propiedad es que el excedente que no se puede utilizar debía de cuidarlos antes de que se deteriorara ya que por lo contrario sería un fraude hacia los demás dejar que esto ocurriera. Solo habría que transformar o poseer lo que necesita cada uno y lo que puede cambiar u obtener beneficio en cuanto realizaba alguna transacción en el mercado. Cambiar ciruelas por nueces del excedente de una producción no causaba ningún tipo de agravio ya que lo propasaban los límites de la propiedad según Locke era la pérdida inútil de ellos. Otra cosa sería el descubrimiento del dinero donde estos excedentes mucho más constantes y con el consentimiento implícito de su valor, sustituyeran el efecto de deterioro de la propiedad. Aquí Locke es poco explícito ya que habla sobre que las leyes de los gobiernos son los que regulan la propiedad de este excedente convertido en oro o dinero, mediante convención legislativa.

 

Lo que deja claro Locke es que una persona por su propio trabajo es de derecho tomar posesión de lo que transforma en el sentido de la tierra o la fábrica. Hay que considerar que supone que existe una propiedad natural del cuerpo y de la persona en sí, para que la propiedad sea en sí misma trabajo. Como esto es natural e intrínseco a la propiedad, el trabajo de esa persona e incluso el excedente que no se deja deteriorar y se trueca en otras mercancías o dinero es propiedad de la persona, precisamente porque esta persona es propietaria por naturaleza de sí misma, por la propia naturaleza común de la razón. Además la analogía de su concepto de propiedad con el concepto de presura se observa que desde que se instauró la presura en los reinos cristianos de España el trabajo era como escalio una parte integrante de la persona humana, que era la expresión de un Yo-que-aprehende. Esta idea es muy importante ya que antes de que le mismo Descartes descubriera el Yo pienso, la tierra había dado lugar a la propiedad del yo en cuanto que aprehende un concepto o un término a través de la tierra para cultivarlo, desarrollarlo en escalio. El hombre es en sí  mismo yo en cuanto que como razón cultiva sus conceptos o términos a través de un territorio la presura. Este territorio es inmenso ya que es el campo (físico y metafísico) de desarrollo del yo mismo en cuanto que aprehende. En referencia al mercado es la nueva tierra del presurista, que conceptualiza sus ideas es escalio como una nueva propiedad y la transforma para ser dada a trueque o con el beneficio que oferte su posesión convertida en mercancía.


[1] The Second, 36, pág. 16 “Yo he oído que en la misma España puede uno arar, sembrar y cosechar sin que nadie se lo estorbe, en tierra a la que no tiene derecho alguno, pero sólo por el hecho de usarla. Es más, los habitantes estiman merecedor de consideración a quien por su trabajo en tierra inculta, y por lo tanto yerma, aumentare las existencias del trigo que necesitan”.

[2] The Second, 40, pág. 18 “Y no es tan extraño como, tal vez, antes de su consideración lo parezca, que la propiedad del trabajo consiguiera llevar ventaja a la comunidad de tierras, pues ciertamente es el trabajo quien pone en todo diferencia de valor”

[3] The Second, 44, pág. 19 “Por todo lo cual es evidente, que aunque las cosas de la naturaleza hayan sido dadas en común, el hombre (como dueño de sí mismo, y propietario de su persona y de las acciones o trabajo de ella) tenía con todo en sí mismo el gran fundamento de la propiedad; y que lo que constituyera la suma parte de lo aplicado al mantenimiento o comodidad de su ser, cuando la invención y las artes hubieron mejorado las conveniencias de la vida, a él pertenecía y no, en común, a los demás”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: